Llamar al 627700193  Enviar un WhatsApp Tienda ProductoHerbal.com

Identificarse

Acceda a su cuenta

E-mail *
Contraseña *
Recordarme

Acceso al carrito

COMPRA (Sin productos)

¿Sirve el ayuno para bajar de peso?

Publicado por en en Novedades Herbalife
  • Visitas: 283
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones

Una pregunta que se ha hecho bastante típica entre las personas interesadas en conocer sobre estrategias saludables para bajar de peso, tiene que ver con el rol del ayuno para adelgazar. Al respecto, hay que empezar por destacar que siempre que se quiere implementar en la vida de alguien se lo debe supervisar por un especialista.

Bebidas-depurativas-para-adelgazar-4.jpg

De este modo, se puede hablar del ayuno como un complemento o un método que es útil para bajar de peso y al tiempo cuidar de la salud del cuerpo, en la medida en que se cumpla con ciertas prescripciones para la salud del organismo. Es decir, puede ser un gran complemento para los batidos de Herbalife. Ahora bien, cuando se hace de modo incorrecto podría llegar a significar problemas serios de salud.

¿Qué es el ayuno al bajar de peso?

El ayuno se describe como un proceso a través del cual se ayuda al organismo con la eliminación de los excesos que no son beneficiosos. Requiere de unas condiciones adecuadas para que todo marche bien. Asimismo, de forma reciente se ha ido transformando en una estrategia pertinente, para combatir el sobrepeso y la obesidad que día a día traen múltiples consecuencias negativas para la salud de la población.

Es importante mencionar que se hace alusión al ayuno intermitente, método que no sólo funciona para adelgazar, sino que también va a desintoxicar el cuerpo y depurarlo. Para su ejecución, se parte de la premisa que el cuerpo es inteligente, así que el ser humano cuenta con una capacidad muy alta para hacer ayuno.

Bebidas-depurativas-para-adelgazar-5.jpg

Gracias a las características anteriores, la especie humana ha conseguido sobrevivir hasta la actualidad. En nuestra época, los problemas de salud como el sobrepeso se producen más por el exceso que por la carencia. De esta manera, el ayuno es concebido como una opción para compensar estos excesos de la vida moderna.

Respecto al ayuno es una estrategia óptima para adelgazar, pero no se debe considerar como la finalidad. Si se quiere gozar de buena salud hay que tener el peso en una condición adecuada, pues el sobrepeso o la obesidad siempre van a ser perjudiciales para el bienestar.

Cuando se practica el ayuno de modo correcto, se va a convertir en una herramienta excelente que se puede compaginar con el estilo de vida actual, un peso correcto y buena salud. Hay que destacar que existen cierto tipo de ayunos con zumos y caldos, en los que se combinan los alimentos con infusiones calientes, verduras, zumos de frutas y caldos de verduras.

¿En qué situaciones no se puede ayunar?

La respuesta siempre la debe dar un especialista en salud. Más allá de lo anterior, hay condiciones que evidentemente impiden que una persona pueda optar por el ayuno intermitente como:

  • Un bajo nivel de grasa corporal.
  • La lactancia.
  • El embarazo.
  • Los mayores de 65 años.
  • La anemia.
  • Jóvenes en etapa de crecimiento.
  • Si se presentan síntomas de debilidad importantes.

¿Cuáles son los riesgos del ayuno al bajar de peso?

Mientras se está cumpliendo con un plan de ayuno prolongado se va a presentar una disminución del metabolismo basal. En ese sentido, el hígado, cerebro, riñones, intestino, músculos o corazón van a tener que irse obligando a una readaptación para que puedan funcionar con una cantidad y una fuente de energía que probablemente no va a ser la más eficiente. Asimismo, esa fuente de energía tan sólo va a poder resistir de acuerdo con la reserva de cada persona.

Boca-llena-manos-vacas-estrategia-para-bajar-de-peso.jpg

Además de lo anterior, hay que agregar que el ayuno podría ser peligroso para una persona que lo haga por su cuenta, destacando que puede ser una razón suficiente para que se potencien la presencia de trastornos patológicos a causa de un déficit en el acceso a nutrientes. Algunas de sus manifestaciones podrían ser las siguientes.

Muerte súbita – No es lo más común, pero se puede presentar como resultado de arritmias ventriculares, las cuales van a estar relacionadas con una pérdida de proteínas y con distintas alteraciones en la concentración de potasio, cobre y magnesio.

Efectos gastrointestinales – Es una situación que puede ocurrir en el cuerpo como consecuencia que el estómago va a continuar con la producción de los jugos gástricos de acuerdo con el ritmo circadiano, sin olvidar el estrés que va a suponer el ayuno para el organismo. Por tal motivo, distintos síntomas como el ardor, náuseas o dolor abdominal en la zona del epigastrio van a experimentarse.

Efectos sobre la frecuencia cardíaca – A grandes rasgos, se va a acelerar el pulso en la persona como consecuencia de una bajada en la tensión, por ende, el corazón va a ir incrementando su frecuencia cardiaca.

Efectos sobre la presión arterial – La presión arterial va a tender a disminuir de un modo progresivo. Para el tercero cuarto día de ayuno se va a dar una hipotensión ortostática, lo que significa, que la persona se va a marear cuando se incorpore de modo brusco. Es importante evitar complicaciones posibles derivadas de la falta de riego cerebral o por insuficiencia cardíaca.

Efectos sobre el sueño – Cuando una persona no ingerir alimentos, esto va a implicar que se dé un ahorro de energía del esfuerzo del metabolismo durante la digestión. En otras palabras, la persona va a estar en una condición casi constante de vigilia y de alerta. Desde otra perspectiva, el cerebro va a recibir una mayor cantidad de flujo sanguíneo, pues el organismo va a dar prioridad a esta función. También, se presentará un aumento en la actividad y el rendimiento intelectual, pese a que al mismo tiempo se va a manifestar el cansancio físico.

¿Qué es entonces el ayuno prolongado?

En los párrafos anteriores nos hemos concentrado en dar una descripción del ayuno prolongado y en particular en cada una de sus consecuencias o los posibles riesgos a los que se enfrenta el cuerpo si se opta por esta estrategia. En términos generales, el cuerpo va a experimentar distintos cambios y adaptaciones en su metabolismo. Con estas modificaciones, se va a poder seguir haciendo frente a la necesidad de energía y a que las funciones vitales se mantengan, pese a que no se reciban alimentos.

Consejos-para-hacer-ejercicio-de-modo-inteligente-3.jpg

Con relación a los cambios a los que se alude en el párrafo anterior sobre el ayuno prolongado, lo más importante mencionar que se divide en tres fases según sean los días que van transcurriendo y ayuno, al tiempo que va a estar vinculado con los procesos del metabolismo implicados y de las características propias de cada cuerpo, recordando que cada persona es distinta de la otra.

Las fases del ayuno se pueden entonces describir en fases y esas fases se van a estimar según el día que esté transcurriendo para una persona en su ayuno. Se recuerda que no es una información para aplicar a rajatabla, pero que sí es útil como una referencia para tomar decisiones:

  • Primera fase – Aquí se da un consumo principal de los hidratos de carbono que se han reservado. Va a tener una duración de alrededor de 10 medio.
  • Fase dos – El consumo principal está relacionado con las grasas y tiene lugar más o menos desde el quinto día.
  • Tercera fase – El consumo que exceda es grave y de proteínas, ocurriendo a partir de las tres semanas de ayuno.
0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Sábado, 14 Diciembre 2019